fbpx
Lee acerca de

Microempresaria Excelente

“Prosperando siempre ha estado ahí, como ese amigo que no falla” 

“Primero que todo apoyarse en Dios, segundo el apoyo de Prosperando, la organización y la perseverancia”.

La vida de Angélica Arias transcurre en medio de ladridos y maullidos. 

Ser veterinaria fue su sueño desde siempre y aunque el camino para lograrlo fue largo, ella nunca desfalleció “todo inició como un sueño hace muchos años, porque yo estudié primero secretariado auxiliar contable y trabajé diez años en eso, pero siempre con el deseo de estudiar medicina veterinaria”, recuerda.

Cuando por fin pudo empezar a estudiar Veterinaria y Zootecnia en la Universidad del Tolima, tuvo que abandonar sus estudios, pues quedó embarazada, “me dediqué por un par de años solo a ser mamá. Tuve al niño y enseguida llegó otro niño, entonces me quedé en la casa y no pude buscar empleo durante un tiempo”.

Pero esto sólo alimentó más su sueño. Cuenta que conoció a Prosperando porque allí pagaba la pensión del colegio de su hijo y le interesó de inmediato, “me pareció algo a lo que quería pertenecer, pero en ese momento no tenía empleo ni ingresos; sin embargo, me afilié y empecé a pagar los aportes con monedas que mi esposo dejaba en la casa, a él no le gusta cargar monedas, entonces yo las iba ahorrando y así empecé a pagar los aportes y luego hice mi ahorro programado, también con las monedas”.

Y así, a punta de monedas y mucha disciplina, Angélica logró hacerse a un plante. Durante el proceso estudió peluquería veterinaria y así empezó a trabajar. “Al principio me prestaban la máquina para trabajar, pero luego pedí un crédito a Prosperando para comprar los implementos que necesitaba, para ese momento ya tenía varios clientes y así empezó todo”.

Nace Mundo Vet 

En 2018 Angélica pidió un segundo crédito a Prosperando y montó la veterinaria Mundo Vet, que sólo se dedica a la belleza canina y felina, también realiza consultas, vacunación, profilaxis y desparasitación, entre otros servicios.

“Gracias a Dios hemos tenido acogida y los clientes nos prefieren, también gracias a Prosperando, que siempre está ahí cada vez que uno quiere emprender algo nuevo, crecer o diversificar el negocio”. 

Además de su negocio, Prosperando ha apoyado a Angélica a salir de situaciones personales adversas, “yo tuve una calamidad doméstica y la Cooperativa me otorgó un auxilio en ese momento, uno realmente siente el respaldo, el apoyo. Prosperando siempre ha estado ahí, como ese amigo que no falla”.

Angélica manifiesta que la pandemia por COVID-19 no ha tenido muchos efectos adversos en su veterinaria, eso sumado a sus conocimientos sobre contabilidad y administración han sido la clave para tener un negocio exitoso, aún en una época tan complicada como esta.

Para ella ha sido fundamental tener fe, “primero que todo apoyarse en Dios, segundo el apoyo de Prosperando, la organización y la perseverancia, porque siempre hay inconvenientes y tiempos en los que todo decae, que uno dice no voy a poder más, entonces es clave perseverar”.

Al preguntarle por consejos para quienes, como ella, sueñan con emprender ella recomienda el orden y el cumplimiento de las obligaciones, “uno puede tener el apoyo, pero si no cumple se perjudica uno y perjudica a los demás asociados que están en la cooperativa. Eso es fundamental, porque todo es como un engranaje, debe ir bien cada pieza para que funcione”.

Comparte en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Seguir viendo

Entradas relacionadas